El texto destaca que las brigadas médicas cubanas instaladas en el país desde hace 20 años se pusieron en plena disposición para atender a las víctimas, siempre dispuestas a apoyar con una sonrisa durante interminables jornadas y con la mejor actitud.

La Coordinadora extiende su agradecimiento a todos y cada uno de los médicos, al igual que al personal de la embajada de Cuba en Guatemala, que ha estado pendiente de la atención a los damnificados, y al gobierno de la Isla.

A cuatro días de la erupción suman 101 los fallecidos y toma fuerza en la población la interrogante sobre si se pudo evitar a tiempo la tragedia, al considerar que fue tardía la evacuación de la zona siniestrada.

Fuente: Radio Reloj

imop/