Durante los primeros cinco meses de este año Cuba logró el índice de mortalidad infantil más baja de su historia, lo cual evidencia la consolidación del programa de atención materno-infantil.

El ministro de Salud Pública, Roberto Morales, destacó los esfuerzos del gobierno para garantizar la atención primaria de calidad en hogares maternos y unidades intensivas pediátricas.

Según el titular, la intención es mantener este año un registro inferior al mínimo histórico de 4,0 registrado el pasado año, así como priorizar la atención a la mortalidad materna y a las estrategias para mejorar los servicios de neonatología, preparto y parto en todo el país.

Morales informó que igualmente se avanza en las técnicas adquiridas en el tratamiento a parejas infértiles y se investigan las posibles causas, entre las que destaca el aborto.

Fuente: Radio Reloj

imop/