Experiencias de un médico cubano en la Escuela Latinoamericana de Medicina

Experiencias de un médico cubano en la Escuela Latinoamericana de Medicina

 

La Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM), inicia las actividades festivas  por el Aniversario XX  de su fundación, años de intenso bregar, compromisos y preparación docente para los educandos, rememora el Dr. Ulises Periles Gordillo, especialista en el Instituto Nacional de Gastroenterología, en La Habana y jefe del servicio de endoscopia y fisiología digestiva.

Sus anécdotas  se remontan a las primeras promociones  de la (ELAM), como Médico Genera Integral. “Tuve la oportunidad de recibir a los primeros grupos de estudiantes procedentes de otras latitudes del mundo”.

“Eran jóvenes humildes que llegaban a Cuba desde zonas de muy difícil acceso y sitios apartados en la geografía de su nación, para aprender medicina”.

Recuerda el especialista que muchos discípulos  se graduaron, otros no,  porque esta labor requiere dedicación, esfuerzos y mucha perseverancia, no solo son seis años de carrera, es para toda la vida, afirmó.

Puntualiza que los alumnos de la (ELAM), se han nutrido de la medicina cubana en constante transformación y progreso  durante dos décadas de existencia, han aprendido el contenido de las  normas internacionales, el estudio de diferentes módulos y especialidades que forman parte del desarrollo pedagógico de los futuros médicos, entre otras materias destinadas al comportamiento ético, humanista y solidario que caracteriza a esta sensible profesión, así como lograr dar  respuestas a las situaciones sanitarias que están presentes en los países de donde provienen y ejercerán sus funciones.

Dijo que esta gigantesca luz llamada medicina cubana, alumbra los lugares más oscuros del planeta donde no existen médicos, como un rayo de esperanza para lograr salud para todos.

Veinte años han trascurrido desde el 15 de noviembre de 1999, fecha en la cual el centro fue  inaugurado por el Líder de la Revolución cubana Fidel Castro Ruz, a propósito de celebrarse en la capital, la IX Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno. Institución que está consagrado al más noble y humano de los oficios, salvar vidas y preservar la salud.

Más de 28 mil galenos de 105 países han recibido sus títulos y hoy cientos de ellos se capacitan en distintas especialidades, además de practicar la medicina general integral con muy buenos resultados en las acciones que realizan.

La ELAM como proyecto científico-pedagógico constituye en sí mismo una historia de confraternidad entre Cuba y países de diferentes latitudes del orbe, con el compromiso de continuar la formación de profesionales de la salud para contribuir a  la unidad e integración de los pueblos del mundo.

mm/

Compartir...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *