Con la obra de Miguel Matamoros comienza espacio en La Habana

Con la obra de Miguel Matamoros comienza espacio en La Habana. Foto: Granma.

Un acercamiento a la obra de Miguel Matamoros dará inicio al nuevo espacio para la difusión y el conocimiento de la música cubana en el Museo Nacional de la Música, (Obrapía y Bernaza), en La Habana Vieja.

«Cantos y ritmos cubanos» es el nombre del espacio que sesionará los segundos viernes de cada mes, a partir de las 16:00 (hora local), con Abel Acosta como anfitrión.

Sobre esta iniciativa del Centro Nacional de Música Popular el instrumentista ofreció algunos detalles: «el nombre resume la idea de dedicar cada sesión a temáticas, momentos, compositores, instrumentos o formatos determinados, no solo a intérpretes y obras.

«Tiene en su estructura una breve sección teórica, en la que los más entendidos en el tema brindarán una breve información sobre el particular».

El Museo Nacional de la Música es la institución que concentra la mayor cantidad de valores e información sobre la música que existe en Cuba, y ese ha sido el motivo para que se escogiera como sede.

En relación con lo que sucederá en la primera oportunidad Acosta refirió: «como invitados estarán importantes personalidades de la música en el país, entre ellos el pianista y compositor Orlando Bistel, quien interpretará al piano una pieza de Matamoros.

«Se sumará el maestro de treceros y Premio Nacional de Música, Pancho Amat, el saxofonista César López, interpretará solos en algunos de los temas del autor de Lágrimas negras, que serán interpretados.

«También contaremos con la música de Raúl Torres, quien se prepara para interpretar Mariposita de primavera, la única habanera compuesta por Matamoros.

«Ese día será el escogido también para culminar el Festival de Habaneras, por lo que ese tema estará en contexto y hará sentir la presencia de una de las piezas emblemáticas del repertorio de ese gran músico.

«Pepe Ordaz, estudioso y cultor de la obra de Matamoros, será otro de los invitados, y con este elenco estaremos homenajeando a uno de los más grandes de todos los tiempos, en la cancionística cubana, y el punto de fusión de la trova con el son».

Para esta ocasión, la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales (EGREM) se sumará con la comercialización de la discografía de ese imprescindible, a lo que se adiciona la proyección de materiales audiovisuales que recogen su obra.

El espacio de diciembre se dedicará al tres como instrumento tradicional y autóctono en la sonoridad cubana.

fny