Transfermóvil para pagar la electricidad gana adeptos en La Habana

Transfermóvil para pagar la electricidad gana adeptos en La Habana. Foto: https://web2.cubava.cu.

El uso del Transfermóvil para el pago de la electricidad ha ganado adeptos y debe crecer en los próximos meses; sin embargo, pudieran ser muchos más por las ventajas que genera no solo a la Empresa Eléctrica de La Habana para agilizar el cobro de la facturación, sino también por la comodidad que reporta a los clientes.

Ahorro de tiempo, seguridad y eficacia, posibilidad de pagar más de una factura y de abonar el importe del servicio antes de tener en nuestro poder el aviso de pago, son beneficios de tener instalada dicha aplicación en el celular, el cual debe ser un Smartphone (teléfono inteligente).

Desde el comienzo de enero de 2019 hasta el cierre de septiembre ha ido creciendo paulatinamente el cobro por transferencia bancaria; ante la necesidad de seguir acrecentando las cifras, directivos de la empresa habanera, durante un encuentro con medios de prensa, convocaron a ser más activos en la campaña de la Unión Eléctrica (UNE) para estimular el incremento del número de personas interesadas en la banca móvil.

Se conoció que de los 830 mil clientes atendidos por la empresa, el 95 por ciento pertenece al sector residencial y que a las tradicionales modalidades de pago, como el lector-cobrador y las ventanillas de las oficinas comerciales, de bancos y correos, también se suman la Telebanca, el cajero automático y las directamente relacionadas con el desarrollo informático de la sociedad.

Un gráfico comparativo que ilustra el comportamiento de las diferentes vías de cobro, revela cómo desde hace unos meses ha comenzado a suplantar a la Telebanca; hoy el 32.69 por ciento de la liquidación de la factura de energía se realiza por Tranfermovil.

La ingeniera Leisy Hernández, directora comercial, destacó la autonomía para quien la elige. “Desde un teléfono -dijo- se puede pagar la electricidad y también otros servicios, sin desconocer más prestaciones como recargar el móvil, consultar las cuentas del banco, adelantar saldo, realizar giros a través de Correos de Cuba, entre otros”.

En todos los casos es esencial poseer una tarjeta magnética en CUP o CUC -para esta última se aplicará la tasa de cambio vigente en el país-, además de tener tarjeta de Telebanca.

Leisy Hernández detalló aspectos a tener en cuenta como que el cliente no puede excederse después del día 20 de cada mes, pues ya empieza el proceso de corte, y quien no haya pagado corre el riesgo de que se le retire el servicio.

Por su parte, la banca remota se ofrece a través de un portal web, pero está limitada solo a portadores de tarjeta magnética de BANDEC. A pesar de que los pagos por esa vía aumentaron durante el último año, solo representa un 0.27 por ciento del total efectuado.

Eliminar la figura del lector-cobrador es un imperativo de la UNE por el riesgo a que se exponen, pues son responsables de portar grandes sumas de dinero en las calles.

Fuente: Tribuna de La Habana.

fny