Cuba colocará parte de su presupuesto del 2021 en áreas estratégicas

Cuba colocará parte de su presupuesto del 2021 en áreas estratégicas. Foto: PL.

Cuba colocará parte del presupuesto del 2021 en sectores priorizados, como parte de la estrategia socioeconómica que hoy implementa para enfrentar la crisis derivada de la COVID-19 y el recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos.

El fondo de inversiones permitirá el cumplimiento del plan del Gobierno para hacer frente al contexto de crisis global, pues estará dirigido a lo más urgente para el país: estimular el proceso productivo y en particular el sector agroalimentario, explicó Meisi Bolaños, ministra de Finanzas y Precios, quien compareció este jueves en el programa televisivo Mesa Redonda.

Nuestro presupuesto, por su carácter social, tiene la capacidad de ubicarse en ámbitos que aporten bienestar a la población a la vez que generan empleos e ingresos, resaltó la titular.

Bolaños también se refirió a la reciente entrada en vigor de normas jurídicas que incentivan las exportaciones por personas naturales y jurídicas, a partir de la reducción de impuestos.

Los beneficios por ese concepto, precisó, consisten en rebajas progresivas de hasta el 30 por ciento y estas podrán verse en el 2021, cuando se realicen los pagos correspondientes al actual año fiscal.

Otra de las medidas a implementar como parte de la nueva estrategia para el desarrollo de Cuba es el fomento de plataformas digitales de pago, a lo cual el Ministerio de Finanzas y Precios contribuye con descuentos a quienes utilicen esas vías para liquidar sus tributos.

En el enfrentamiento a la COVID-19, Cuba destinó hasta agosto 991 millones de pesos, de ellos 657 millones financiados por el presupuesto del Estado, señaló.

La titular explicó que fue necesario hacer un reajuste en el presupuesto estatal como consecuencia del impacto de la pandemia, con el objetivo de controlar la propagación del SARS-CoV-2 y, a la vez, proteger a la población vulnerable. El ajuste presupuestario priorizó la vida, aseveró.

Precisó que en los casi siete meses de pandemia, el Gobierno cubano destinó fondos a hospitales, centros de aislamiento y compra de insumos, que permiten garantizar las medidas higiénico-sanitarias.

Además, informó que, del total de fondos destinados en esta batalla, 418 millones de pesos (un peso equivale a un dólar al cambio oficial) fueron para las garantías salariales de aquellos trabajadores imposibilitados de cumplir cualquier labor.

De esa cantidad utilizada para preservar los ingresos de los ciudadanos, 344 millones de pesos fueron a cargo del presupuesto estatal, comunicó.

Tras hacer referencia a esas cifras, la ministra hizo un llamado a la disciplina para superar el rebrote, pues la situación del país requiere retomar lo antes posible las actividades económicas.

También participó en la Mesa Redonda Marta Wilson, ministra presidenta del Banco Central de Cuba (BCC), quien informó que el sistema bancario de Cuba reforma las políticas de pago y crediticia, como parte de la estrategia económica y social para enfrentar la COVID-19 y el recrudecimiento del bloqueo.

Las instituciones bancarias impulsan la modernización de los sistemas de pagos, el comercio electrónico a través de las pasarelas de pago móvil, priorizan la apertura de tarjetas magnéticas y toman medidas para evitar la presencia física en los bancos ante la actual situación epidemiológica.

Cuba colocará parte de su presupuesto del 2021 en áreas estratégicas. Foto: PL.
Marta Wilson, ministra presidenta del Banco Central de Cuba. Foto: PL.

Wilson reiteró que el banco trabaja para que el proceso de unificación monetaria en Cuba sea paulatino y las personas vean respaldada la moneda que tengan en su poder.

Junto al Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, hemos trabajado en la apertura de cuentas en Moneda Libremente Convertible y hasta el momento 565 cuentas de personas naturales y 95 de personas jurídicas se han beneficiado con esta medida, refirió la funcionaria en el espacio informativo Mesa Redonda.

Además, se potencia la banca remota como instrumento para recibir los servicios del banco y se estudian nuevos productos financieros para incluir en la cartera.

El BCC implementa un sistema de comisiones más atractivo para personas jurídicas para estimular el uso de las transferencias, en detrimento de la utilización generalizada del cheque.

Por otro lado, trabajamos en las nuevas normas jurídicas de la política del sistema de pago y potenciamos una estrategia de educación financiera para la población, explica.

Cuba impulsa el incremento de cajeros electrónicos en el país, con énfasis en la capacidad de producción industrial de la Isla.

En cuanto a la política crediticia, la banca respalda los créditos a largo plazo, sobre todo aquellos vinculados a la actividad agropecuaria, como parte de la estrategia del país de potenciar la producción de alimentos.

Asimismo, el BCC continúa su trabajo en la definición de los recursos monetarios, así como en la estructura de un futuro banco de fomento agrícola que también apoye esta producción alimentaria.

Wilson reiteró que estas actividades se realizan, pese a la constante persecución financiera, comercial y económica por parte del Gobierno estadounidense debido al bloqueo que mantiene por casi 60 años.

Por otra parte, ante el escenario epidemiológico, recordó que los bancos han seguido con su trabajo en las condiciones de limitaciones desde el punto de vista sanitario.

Entre las medidas aplicadas por estas instituciones se encuentran los ajustes de horarios, restricciones en algunos servicios, el incentivo del pago electrónico para evitar la presencia física y la prioridad dada a los jubilados como sector vulnerable ante la COVID-19.

Fuente: Prensa Latina.

fny

Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *