Cotorro, municipio bandera de los CDR en La Habana

Irina Serra Podio, hace poco se convirtió en madre, dicho así, pudiese parecer algo común, sin embargo, el hecho es que, a la felicidad de la maternidad se sumó, recientemente, la responsabilidad de llevar el timón de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), en La Habana. Con ella Tribuna de La Habana tuvo la oportunidad de conversar en el acto de entrega de la condición de Vanguardia Nacional de los CDR al municipio de Cotorro.

Ante el desafío que representa ser madre, y al mismo tiempo asumir el cargo de coordinadora provincial de los (CDR) en la capital, le preguntamos ¿Cómo hace para combinar ambas responsabilidades?

– El hecho de ser madre, es un reto y un orgullo de cada mujer. Vincularlo con la responsabilidad de dirigir los CDR es posible gracias al apoyo de la familia, que constituyen un puntal tremendo. Cómo cuadro de los CDR llevó 16 años. Esta misión que me han dado ahora de dirigir La Habana, es lo más grande que me ha sucedido en mi vida política. Además, es un privilegio conducir los destinos de la capital cubana por todo lo que representa la organización en la defensa de la Revolución.

¿Cuánto de amor significa, para una mujer, dedicarse a estas dos actividades?

– Ello tiene que ver muchísimo con la cultura intrínseca familiar, con la tradición de mi familia. Mi abuelo fue combatiente de la columna uno. También tengo en la familia personas que son dirigentes de base de esta organización. Eso lo he llevado siempre conmigo. Me encanta la labor comunitaria, el vínculo con el pueblo. Eso hace que sienta que esta misión tan grande sea cada vez más simple.

Sobre el porqué de la entrega de la condición de Vanguardia Nacional a los CDR del Municipio de Cotorro expresó que: “El Cotorro es la bandera de la capital por muchos años, porque han consolidado la labor cederista gracias al concurso de todos sus dirigentes de base, y sobre todo, de su pueblo.

“Para la Habana es un privilegio, porque es el único municipio que obtiene esa categoría. Siempre hemos dicho que la capital, por todas las características que tiene, compararla con otros territorios es un reto tremendo. Tener al Cotorro con este trabajo sistemático, con esta labor cederista permanente, es un orgullo muy grande. Desde estas condiciones que tiene hoy la humanidad toda, y en específico la capital, vamos a estar haciendo actividades muy precisas, con la característica de que no sean masivas, de que sean en las viviendas donde viven nuestros vecinos, con las personas imprescindibles.

Pero no podemos dejar de celebrar, con responsabilidad, con entusiasmo, con disciplina, el aniversario 60 de la creación de la organización de la familia cubana. El reto más grande que nos ha puesto la COVID-19 es proteger la salud humana, y el pueblo, como expresión de nuestra organización, ha dado una respuesta muy tangible, permanentemente. Por eso es saludable comentarle a nuestro pueblo, que este 27 de septiembre, va a tener una característica especial, lo tenemos que celebrar desde nuestros hogares. Por eso se ha planteado el slogan de que Desde cada casa, un Comité, y no va a haber caldosa, ni actividades masivas, pero sí queremos que la familia cubana ponga sus banderas, sus carteles, y toda la propaganda alegórica a la fecha”.

“La COVID-19 nos ha replanteado la utilidad que tiene la organización, porque estamos allí, dónde están las familias más vulnerables, atendiendo todas las cuestiones de salud, en las pesquisas, en los controles de focos, donde tenemos a nuestros jóvenes de los Destacamentos Aniversario 60, llevando la comida a los ancianos, viendo a las embarazadas, y otras personas que requieren una atención más especial. Ha sido un ejercicio que ha fortalecido la unidad y fortalecido la vigencia que tienen los Comités de defensa de la Revolución”.

Los CDR cumplen 60 años. ¿Qué hará a partir de ahora?

“Nuestra organización tendrá siempre su misión histórica, que es la defensa de la Revolución de la manera que sea necesaria. Hoy estamos en el combate contra la COVID-19, en el enfrentamiento a coleros, revendedores, a las indisciplinas sociales. Todos los días nos planteamos de cuánta manera más podemos defender la Revolución desde los barrios. La organización ha tenido una evolución en cuanto a incorporación de los jóvenes, en sus cargos de dirección a nivel de base y también a través de los Destacamentos Juveniles Aniversario 60.

Fuente: Tribuna de La Habana/mm

Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *