Convocan en La Habana a mayor responsabilidad ante la pandemia

De la conducta a seguir en la capital ante la COVID-19, dependerán los resultados con los que arribemos al 30 de septiembre, manifestó en la reunión de este viernes del Consejo de Defensa Provincial (CDP), su presidente, Luis Antonio Torres Iríbar.

Dijo que en ese momento se aplicarán acciones de acuerdo a las condiciones existentes, en consulta con la dirección del país. En tal sentido, nuevamente convocó a los capitalinos a elevar la responsabilidad individual que cada uno debe asumir ante la pandemia.

Además, leyó opiniones y denuncias de la ciudadanía sobre indisciplinas cometidas en la comunidad y centros laborales en relación con las medidas higiénico- sanitarias, incumplimiento con el distanciamiento físico, situaciones con la distribución de alimentos y falta de organización en las colas.

Torres Iribar llamó a trabajadores sociales, organizaciones de masas y grupos sociales a seguir incrementando el apoyo que brindan a personas vulnerables e instó a las autoridades sanitarias a chequear con recelo el estricto cumplimiento de la normas de bioseguridad en instituciones de Salud y aplicar medidas severas a los responsables, cuando estas se quebranten.

En el encuentro se explicó además el esfuerzo que realiza el Estado en medio de serias limitaciones económicas, para garantizar productos de aseo a los núcleos familiares de forma regulada, entre otros renglones de primera necesidad.

El Dr. Carlos Alberto Martínez Blanco, director provincial de Salud, informó que la víspera procesaron 3 899 muestras, de ellas resultaron 23 positivas y entre estas 18 personas permanecían asintomáticas. Sólo un caso sin fuente de infección demostrada en el municipio de Regla.

En el acumulado registran tres pacientes que se desconocen cómo adquirieron la enfermedad, pertenecientes a los municipios de 10 de Octubre, Regla y Plaza de la Revolución.

Hasta la fecha  se mantienen activos ocho eventos en la capital: dos de ellos en Arroyo Naranjo (PROSERVAL y Párraga), dos en Regla (Molinos IMSA y Empresa Constructora de Obras para el Turismo), dos en 10 de Octubre (Luyanó y Lawton), uno en el Centro de Elaboración Chefpaq, del Cerro y otro en el Policlínico Manduley de Centro Habana.

En general 114 focos están activos. Todos con medidas de refuerzo aplicadas y, como es costumbre, se revisó el comportamiento de cada uno de ellos, los aseguramientos y acciones restrictivas.

La Inspección Sanitaria Estatal visitó en el día 735 centros, en los cuales realizó 109 medidas sanitarias, de ellas 93 multas.  
Se conoció, a su vez,  que comisiones creadas al efecto visitan en sus casas a los deudores de multas impuestas por incumplimiento de medidas de bioseguridad, algunos son citados por la Policía Nacional Revolucionaria y acuerdan con ellos convenios de pago. También aplican sanciones severas a los reincidentes.

Al respecto Torres Iríbar dijo que debe primar la justicia y el tratamiento adecuado, a quienes fueron multados desde el momento en que se recibe la sanción; analizar las condiciones de pago, las causas si se duplican y qué tratamiento administrativo pudieran tener, con el fin de establecer acuerdos para su liquidación.

Fuente: Tribuna de La Habana/mm

Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *