Analiza presidente cubano compleja situación epidemiológica de La Habana

Analiza presidente cubano compleja situación epidemiológica de La Habana. Foto: ACN.

El propósito de que, en todo lo que se haga, aún en medio de las más difíciles condiciones, nos impongamos metas superiores, con énfasis en la calidad y la eficiencia, fue una idea reiterada durante el encuentro encabezado por el presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, con las principales autoridades del Partido y el Gobierno de La Habana.

La reunión, dirigida por el primer ministro, Manuel Marrero Cruz, y donde también participó José Ramón Machado Ventura, segundo secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, abordó asuntos importantes en la vida de los matanceros y de los cubanos en general.

Luego de un año complicado, hemos entrado en 2021 con un grupo de complejidades, pero este año hay que ponerlo bueno, porque el pueblo lo merece y lo está esperando, sostuvo el presidente cubano.

IMPONERSE METAS MÁS ALTAS

Las exigencias de cómo enrumbar mejor el trabajo en el enfrentamiento a la COVID-19 en esta provincia, actualmente en fase de transmisión autóctona limitada, ocuparon una buena parte de los debates, luego del informe a cargo de Mario Sabines Lorenzo, gobernador de Matanzas.

En su intervención quedó claro que en el combate contra la pandemia debe operar un cambio más visible y un mejor modo de contener el virus, con la participación de todos.

Son conceptos que en la provincia procuran validar, en atención al complejo escenario epidemiológico de las últimas semanas, realidad que inquieta a la población, pues ahora mismo resulta alto el nivel de transmisión y dispersión del virus.

El vice primer ministro, Roberto Morales Ojeda, explicó que, en el actual mes, la provincia promedia algo más de 43 casos positivos por día, con seis fallecidos y la tercera tasa de incidencia más alta del país, con una situación particularmente tensa en los municipios de Cárdenas y Matanzas.

El también miembro del Buró Político subrayó el papel de la atención primaria y, muy especialmente, su eslabón fundamental: el consultorio del médico y la enfermera de la familia, así como la necesidad de cumplir con los protocolos higiénico-sanitarios y elevar la calidad de la encuesta epidemiológica y la profundidad de los análisis que se realizan.

Enumeró el incumplimiento de protocolos y deficiencias detectadas recientemente en policlínicos, consultorios y otros centros asistenciales de la provincia.

Ailuj Casanova Barreto, directora provincial de Salud, aseguró que en el territorio continúan las acciones para reforzar el trabajo en los consultorios, y reconoció el apoyo que, desde el punto de vista cualitativo, significa la presencia de integrantes del Contingente Internacionalista Henry Reeve.

Entre otras medidas para enfrentar el nuevo brote de la COVID-19 mencionó, además, el uso del test de antígenos para identificar con prontitud a los infectados con el nuevo coronavirus. También señaló el incremento de las capacidades de ingreso y de las áreas de aislamiento, y el fortalecimiento de la terapia del hospital militar Mario Muñoz.

Díaz-Canel Bermúdez subrayó que, para cortar la transmisión del virus, es importante elevar la capacidad de riesgo a nivel de la población y de las instituciones, y procurar mayor agilidad en el proceso de los PCR y sus resultados, además de acrecentar el sistema de atención a la enfermedad con las experiencias que hemos aplicado en otros momentos complejos. Hay que ganar tiempo y evitar las demoras, dijo.

Señaló, de manera crítica, que se ha bajado la guardia en varios aspectos, sobre todo en lo referido a la atención a los ingresos domiciliarios. Indicó, además, perfeccionar el tratamiento a los viajeros que llegan del exterior, y reforzar las medidas en las instalaciones del turismo y en los campamentos de constructores.

INCENTIVAR EL TRABAJO

Al presentar la marcha de la implementación de la Tarea Ordenamiento, asunto que atrae la atención de todos los cubanos, Marino Murillo, miembro del Buró Político y jefe de la Comisión de Implementación y Desarrollo de los Lineamientos, significó que la esencia de dicho programa es potenciar el sistema empresarial en virtud de alcanzar mayor eficiencia.

Aseguró, sin embargo, que no debemos fracturar la ineficiencia entre nosotros mismos, algo que luego tomó claridad a la hora de mostrar las divergencias existentes hoy entre salarios, precios y la calidad de los productos y servicios.

El vice primer ministro, Alejandro Gil, valoró como algo positivo el hecho de que, en la provincia, se haya beneficiado con empleo a una cifra superior a las 2 300 personas en los primeros días del actual mes, colocadas básicamente en el sector productivo.

Dijo que, de esa forma, se valida un propósito esencial de la Tarea Ordenamiento, que es incentivar el trabajo y, por consiguiente, producir más, y para ello debemos continuar creando las condiciones necesarias, precisó.

El recurrente tema de los precios también acaparó la atención de los presentes, en especial aquellos que tienen que ver con el comercio y la gastronomía, el transporte y el Sistema de Atención a la Familia (SAF).

Sobre este último, se informó sobre la decisión de subsidiar a 135 personas vulnerables de las 594 que, en estos momentos, no asisten a dichos centros, en tanto continúa el estudio de los precios.

Marrero Cruz señaló que está pendiente la revisión del precio del peaje de Varadero, y llamó a ganar en más información sobre las tarifas del transporte obrero, del sector del turismo, así como del transporte local.

Valoró como importantes los proyectos de desarrollo local, atender las opiniones de la población, y la unidad de acción para continuar la lucha contra los especuladores, coleros, acaparadores, revendedores, así como contra la corrupción y otras ilegalidades.

Díaz-Canel Bermúdez insistió en que la Tarea Ordenamiento se hizo para ordenar la economía, y que la misma significará un momento de estímulo al trabajo, la productividad, la eficiencia, y al bienestar de la población.

Han transcurrido más de 20 días desde el inicio de su implementación y hemos cometido un grupo de errores, por burocracia, por no pensar, por no estudiar bien las normas, y a ello se le ha sumado un grupo de complejidades que impone la vida, más rica que todo aquello que se pueda diseñar, reflexionó.

Pero sabemos dónde están los problemas y las insatisfacciones, y se ha dado ya un grupo de respuestas, porque hemos trabajado oyendo la opinión del pueblo, abundó, y lo que queda por definir también se conoce cómo darle respuesta.

Debemos cerrar este mes con esos posibles ajustes y soluciones ya implementados, para que febrero sea más normal en las condiciones del ordenamiento, y que nos empiece a ofrecer la perspectiva de cuánto se ordena la economía, detalló.

Artículo relacionado:

Lo cardinal tocado en cada lugar de Cuba

Fuente: ACN.

fny

Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *